Gredos sin barreras: una aventura emocionante

Imprimir
Publicado el 10 Julio 2017

Sonia Rosado, joven de 30 años y residente de la Asociación PRONISA Plena Inclusión Ávila ha disfrutado de una experiencia como ella ha asegurado a su término “emocionante, única e inolvidable”, pasar un día en la Laguna Grande de Gredos.
Por primera vez, gracias a la silla adaptada joëlette y a la colaboración del Club de Montaña Nosolocuerda y la Asociación PRONISA Plena Inclusión Ávila, la joven abulense ha podido realizar una de las rutas más bellas y emblemáticas de la Sierra de Gredos.

Un desafío deportivo, humano y solidario no exento de esfuerzo que se completó en 6 horas, empleando 3:13 minutos en la ida y algo menos de 3 horas en la bajada y en la que no faltaron paradas para desayunar, disfrutar de las vistas o hacerse selfies con las cabras montesas que han acompañado a la comitiva durante  algún tramo del camino.
Un proyecto que nació con el objetivo de eliminar las barreras físicas que se encuentran las personas con discapacidad o movilidad reducida cuando quieren acceder al entorno natural, promoviendo nuevas inquietudes, aficiones y experiencias, interactuando con el entorno natural y que lo ha conseguido con creces.
Para lograrlo, un equipo compuesto por cinco personas, Rubén Rúa, Ana Jiménez, Claudia Muñoz, José Miguel Judez y Álvaro Martín, fueron los encargados de dirigir y portar la silla todoterreno joëlette en la que viajaba la piloto, Sonia Rosado. 
Equipo que estuvo acompañado por otras cuatro voluntarios que prestaron apoyo durante la ascensión.
La subida a la Laguna Grande de Gredos, situada en pleno circo de Gredos, no ha estado exenta de dificultades durante el recorrido, especialmente durante la ascensión de regreso desde la Laguna hasta llegar al mirador y, donde más que nunca, fue necesaria la coordinación y el trabajo en equipo que en ocasiones han tenido que colaborar las cinco personas al unísono, en los tramos de mayor dureza o complicación como las rampas o los escalones, para superar los kilómetros.
Al término de la jornada, los participantes no duraron en resaltar lo positivo de esta experiencia en la que los deportistas han podido compartir su afición, la montaña, con una persona que de otro modo no hubiera podido acceder hasta la Laguna Grande.
Aunque inicialmente estaba prevista para el sábado, las adversas condiciones meteorológicas hicieron que se aplazara a hoy domingo, jornada en la que se ha disfrutado de un magnífico y caluroso día soleado. 
Un reto que surgió tras el éxito y la buena experiencia del pasado 21 de mayo cuando se celebró el I Campeonato Regional de Joëlette en Arenas de San Pedro en el que se proclamaron vencedores de la prueba el equipo de Nosolocuerda.
Ahora, PRONISA y Nosolocuerda han culminado con éxito un nuevo reto, en este caso no competitivo, que los ha llevado a completar los siete kilómetros de ruta desde la Plataforma y alcanzando una altura máxima de 2.182 metros, que se alcanza en la fuente de Los Barrerones.
Con este proyecto, Nosolocuerda y PRONISA han dado un paso más para que la práctica del senderismo y la naturaleza, independientemente del tipo de terreno, sean accesible en personas con movilidad reducida.
Una iniciativa para la que han contado con la colaboración del refugio Laguna Grande y las empresas En Forma Deporte y Oh Publicidad.

 

Bankia
Fund Caja Avila
Logo Caixa
PRONISA Plena
Copyright Pronisa.org 2013